<div><img src="https://mc.yandex.ru/watch/38720230" style="position:absolute; left:-9999px;" alt="" /></div>

El quidditch en nuestro tiempo

       

Hablamos con Andrés Vargas, entrenador del equipo Madrid Wolves QT, y con Héctor Cabrera, Presidente de la Asociación Quidditch España, para descubrir cuáles son las diferencias y las similitudes del quidditch mágico y el muggle.

El quidditch en nuestro tiempo

La saga de ‘Harry Potter’ nos ha dejado muchas cosas como legado que siguen estando tan vivas como hace 10 años. Hay algunas que incluso han trascendido del mundo mágico al mundo muggle, y las hemos adaptado a nuestro tiempo. Uno de esos elementos es el quidditch, el deporte mágico que practica Harry y que, en cierta forma, todos hemos querido practicar alguna vez por la sensación de volar. Pues bien, el quidditch empezó siendo un deporte salido del imaginario de J.K. Rowling y hoy en día es un deporte que se practica en nuestro mundo, y del que incluso hay mundiales. Vamos a conocer un poco mejor cómo es el quidditch muggle.

 

El funcionamiento del quidditch es, según nos cuenta Andrés Vargas (entrenador de Madrid Wolves QT), bastante simple sobre el papel pero complejo de seguir. Hay tres tipos de pelotas: la quaffle, que sirve para marcar en cualquiera de los aros rivales y que suma 10 puntos por cada tanto; tres bludgers, que los bateadores utilizan para “eliminar” a sus rivales (cuando te toca una bludger, debes levantar la escoba, volver a sus aros y tocarlos para poder volver a jugar; y la snitch, que sale en el minuto 17. La snitch no es más que un árbitro que lleva atado un trozo de tela y una pelota colgando en la espalda. El buscador de cada equipo será el encargado de atrapar la snitch sin apenas interactuar con el árbitro. Cuando se coja la pelota, se acaba el partido, y el equipo que la coja sumará 30 puntos.

 

Hasta aquí todo es bastante similar al quidditch mágico (a excepción de que aquí las escobas no vuelan, claro). Pero hay diversas diferencias entre ambos, tal y como nos cuenta Andrés.

La principal, evidentemente, es que en el quidditch muggle los jugadores no vuelan; van montados en escobas pero éstas se utilizan como obstáculo para dificultar el movimiento y la disponibilidad de las dos manos. En segundo lugar, las bludgers no se golpean con un bate como recordamos hacer a los Weasley, sino que las llevan los bateadores en la mano. La tercera gran diferencia con el mágico es que, mientras que en los libros atrapar la snitch vale 150 puntos, en el mundo muggle vale 30, de modo que no tiene tanta importancia como en la saga. Además, la snitch sale en el minuto 17, no al principio.

 

Otra de las diferencias y, quizá, la más llamativa, es la regla del “máximo cuatro”. Héctor nos cuenta que resulta sorprendente todo lo que la gente aprende cuando se enfrenta a esta norma, que versa que en ningún momento del juego ningún equipo podrá tener a más de 4 personas del mismo género en el campo. “Sea este género femenino, masculino, o alguno de los diversos términos bajo el espectro del no-binarismo”, añade Héctor.

 

El quidditch cuenta con multitud de equipos de varios países diferentes. En España los equipos existen desde hace aproximadamente seis años, y tres organizando torneos oficiales a nivel nacional. Héctor nos cuenta que existen 4 ligas regionales dentro de la Asociación Quidditch España (Noroeste con 5 clubes gallegos, Norte con 2 clubes vascos y uno de Burgos, Centro-este con dos clubes madrileños, dos valencianos y uno de Alicante, y Sur, con clubes andaluces y uno murciano). Según Cabrera, en España hay 17 clubes oficiales y registrados y 5 ó 6 más en desarrollo.

 

Pero la competición, igual que el quidditch mágico, no entiende de fronteras, por lo que los equipos españoles también compiten en otros países. Existen varios torneos internacionales, tanto a nivel de clubes como de selección. Los campeones de cada copa nacional se enfrentan anualmente en la European Quidditch Championship (EQC), que este año tendrá lugar en Munich. Y, como en casi todos los deportes, existe una Eurocopa y un Mundial donde España estará presente, este año será en Florencia a finales de junio. Una alternativa para quien no le guste el fútbol.

En la actualidad todos los jugadores de quidditch muggle están intentado expandir este deporte desligándolo de ‘Harry Potter’, ya que “se recibe poca ayuda institucional y nos ven más como un juego friki que como un deporte serio”, cuenta Andrés. De hecho, en países como Estados Unidos, el quidditch es un deporte universitario, y centros tan prestigiosos como el de Harvard tienen su propio equipo. Y es que, según Vargas, el quidditch es un deporte en el que cualquier persona que venga de otro diferente encontrará algo que le resulte familiar o para lo que su experiencia le resulte de provecho. Así que ya sabéis, si queréis probar suerte con el Quidditch, España tiene varios equipos que os acogerán con los brazos abiertos y la escoba preparada.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

PRODUCTOS RELACIONADOS

 

Publicado el 28/3/2018 en HARRY POTTER

       

RSS 2.0 (HARRY POTTER) RSS 2.0 (Frikitrip Blog)

2 comentarios

Friki Harry Potter

13 abr., 2018 09:51:49

https://internacionalgourmet.com/50-merchandising-harry-potter-regalos-comidas

Me encantaría ver un partido real de quiddicht y observar las similitudes. De echo no sabia de su existencia..Muchas gracias y un saludo!!

hermione

16 may., 2018 17:47:08

harry potter

soy fan de harry potter. molaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

 


Síguenos en  Síguenos en Facebook   Síguenos en Instagram   Hazte Follower   Suscríbete