<div><img src="https://mc.yandex.ru/watch/38720230" style="position:absolute; left:-9999px;" alt="" /></div>

“ESPAÑA ES UNO DE LOS PAÍSES MÁS FRIKIS DE EUROPA”

       

Entrevistamos a Cristina Martínez, autora de la tesis ‘La búsqueda de nuevos valores, referentes y modelos en un mundo líquido: el refugio de la cultura friki en España’, Cum Laude.

“ESPAÑA ES UNO DE LOS PAÍSES MÁS FRIKIS DE EUROPA”

Cristina Martínez es Doctora en Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca en Madrid, y hace aproximadamente un año y medio presentó una tesis sobre ‘La búsqueda de nuevos valores, referentes y modelos en un mundo líquido: el refugio de la cultura friki en España’, que obtuvo la calificación Cum Laude. Actualmente trabaja como profesora de Sociología en la escuela universitaria ESCUNI.

 

Pregunta: ¿Cómo calificarías a un friki?

Respuesta: Mi definición de friki es “Aquella persona que presenta un interés profundo y un conocimiento extenso por uno o varios temas minoritarios o subculturales y que deja traslucir su interés por ése o esos temas a través de su comportamiento, su forma de hablar y/o su imagen externa”. Es decir, son personas a las que les apasionan temas como la ciencia ficción, la fantasía, los juegos de mesa… y que se reúnen para cultivar esas aficiones, acuden a puntos de venta especializados, convenciones, o sitios web. No sería correcto decir que alguien es “un friki de la cerveza” o que “Paco Porras es un friki”, o que lo sea alguien que se ha puesto una camiseta de “Superman”. Eso sería un uso laxo de la palabra… como decir que alguien “es un hippie” porque lleva el pelo largo o va descalzo por su casa. Los frikis que yo estudio comparten unas aficiones muy concretas y saben mucho de aquello que aman.

 

P: Según tu experiencia, ¿qué percepción tienen los frikis de sí mismos?

 R: Muy variada, hay personas que están muy contentas de ser frikis, de disfrutar sus aficiones y de compartirlas con todo el que las quiera probar, mientras otros se autocensuran más y ven sus propias aficiones como “pequeños vicios”, y las ocultan en el trabajo etc… pero también porque ellos mismos se han visto ridiculizados o menospreciados simplemente porque les guste un determinado cine o literatura.

 

P: ¿Hasta qué punto dirías que está extendida la cultura friki en España?

 R: Bastante, creo que somos uno de los países más frikis de Europa (he viajado recientemente a Viena y a Copenhague y no había tantas tiendas de cómics como aquí ni tampoco una palabra específica para decir “friki”). Además en España se llevó a cabo por primera vez el Día del Orgullo Friki (en 2006), que hay quien dice que tiene antecedentes en EEUU, pero en realidad, como tal, la primera celebración fué en España, concretamente en Madrid. Hay muchos más frikis en EEUU y en Japón, pero nosotros vamos un poco a la zaga. La última vez que miré en España había más de 250 tiendas especializadas, más de 200 clubes de rol, más de 30 equipos de Jugger y 18 sedes de la Sociedad Tolkien Española. Es imposible saber cuántos son sin una encuesta censal más exhaustiva aunque es un colectivo a tener muy en cuenta.

 

P:¿Sigue habiendo muchos estereotipos y etiquetas hacia los frikis?

 R: Claro que sí. A mucha gente sigue sin gustarles o simplemente, por desconocimiento, creen que son algo que no son. A los frikis les llaman “raritos”, “asociales”, hay quien cree que no salen de casa nunca, que están siempre disfrazados, que todos son vírgenes, que todos son hombres, o que son gente morbosa que planea “asesinatos del rol”. Todo esto, evidentemente es falso.

 

P: ¿Cómo ha evolucionado la visión de los frikis en los últimos años?

 R: Los medios de comunicación han influido mucho, las series como 'BigBangTheory', 'IT crowd' y otras… el cine… los anuncios… han popularizado la idea del friki y le han dado una pátina de simpatía… incluso han puesto un poco “de moda” ser friki. Pero esto tiene un lado negativo y es que han hecho a los frikis más visibles, ahora son señalados todo el tiempo… antes una persona podía ser vista como “un gran lector de fantasía” y ahora “es un friki”, aunque le pese... incluso hay quien va “a la caza del friki”, llamando frikis a personas que en realidad no lo son. De todos modos, aunque hoy está mejor visto ser friki que antes, hay cosas que nunca se pondrán de moda y seguirán siendo un poco tabú, como puede ser el rol… que tiene una leyenda negra totalmente injustificada… pero para muchas personas es algo oscuro y que da miedo.

 

Cristina Martinez 

 

P: ¿Qué tipos de friki hay?

R: Me hacen mucho esta pregunta, pero es una “pregunta trampa”... es muy divertido enumerar “tipos de frikis”... el “otaku” sería el que le gusta el manga y todo lo de japón, el “nerd” sería el más estudioso y cerebrito… el “geek”, “el épico”, el “potterhead”, el “gamer”, el “revero”... Pero todas esas subdivisiones son forzadas. Lo normal es que a un friki le gusten muchas cosas. Es extremadamente raro que alguien sólo lea Harry Potter y nunca otros libros de fantasía o no se acerque a la ciencia ficción, o que alguien sólo vaya al cine y nunca lea o no juegue a un juego de mesa o de PC… lo normal es que a los frikis les gusten muchas cosas, y de hecho cuantas más cosas domines, más friki eres (lo puedes comprobar realizando el famoso Geek Test, o Friki Test de internet). Las tiendas y webs contribuyen mucho a esta mezcla de géneros: si vas a una tienda a comprar una miniatura de ESdlA, te van a recomendar un juego de rol, o si vas a un foro a hablar de Asimov terminarán recomendándote Star Trek.

Es más habitual ser un friki ecléctico que ceñirse a una afición concreta. Quizás los otakus y los gamer sean los que más posibilidades tengan de escindirse de los demás, ya que tienen sus propios puntos de venta e infraestructuras particulares… aún así lo veo poco probable…

 

P: ¿Cómo surge el término “friki”?

 R: En España el término "friki" se toma del anglosajón “freak” que significa algo así como “bicho raro”.... lo curioso es que en EEUU no se les llama “freak” a los frikis actualmente, sino que se les llama “geeks” o “nerds”. La palabra friki existe en España desde los 90 o los 2000, pero se populariza especialmente desde 2006, con el primer Día del Orgullo Friki. Los organizadores de este día (encabezados por “El señor Buevo”, una persona muy carismática que hoy día sigue organizando eventos frikis), eligieron esta palabra entre varias candidatas porque les parecía que expresaba bien el espíritu del colectivo y porque estaba castellanizada. Los medios de comunicación se hicieron eco del término y creo que se quedará ya para el largo plazo como la forma “oficial” de llamar a este colectivo. En latinoamérica por ejemplo se utilizaban otros términos (como “fanboy” y “fangirl”) y ahora se están abandonando porque se ha impuesto el de “friki”.

 

P: ¿Qué canales de comunicación tienen entre los frikis?

 R: Internet es un medio que dominan. Foros, wikis, redes sociales, juegos online, webs de todo tipo… Aunque muchos frikis dicen que “no utilizan las TICS más que el resto de los mortales” la realidad es que sí lo hacen y son mucho más expertos que la media… sólo que no son conscientes de ello (creen que hoy en día utilizar las TICs es normal). No sólo son grandes usuarios, sino que son pioneros, por lo que internet es una gran vía de comunicación. Son capaces de hacer amigos por internet que duran para toda la vida… y de visitarlos en su casa, aunque vivan en la otra punta del mundo. Pero desde luego no es la única vía de comunicación que tienen, poseen infraestructuras como las tiendas de cómics (que a menudo proponen actividades), los clubes de rol, de juegos de mesa o de deportes frikis (como el Jugger o el quidditch)... también se verán en convenciones y eventos, como estrenos de películas o como el Expocómic que se celebra este fin de semana en Madrid. Antiguamente también se llevaban mucho los fanzines y los clubes de fans, aunque esto poco a poco va cayendo en un cierto desuso.

 

P: ¿Qué tipo de friki crees que es más común en España?

 R: Como decía antes, el más común sería el “friki ecléctico” o el friki a secas, sin etiquetas más específicas. Cuantas más aficiones cultives, mejor: más sabio eres y más te diviertes. 

 

P: Por regla general se suele asociar a la gente friki con películas como “Star Wars”, “Harry Potter”, “Star Trek”, etc. ¿De dónde viene esta asociación hacia unos temas específicos y no hacia otros?

 R: ¡Dedico muchas páginas de mi Tesis a explicar esto! Me cuesta mucho resumir, pero digamos que todas las cosas frikis requieren gran imaginación, muchas dosis de humor, permiten la participación propia y son autorreferenciales. Y el otro punto más importante es la impopularidad. Las cosas frikis son impopulares y minoritarias… Alguien dirá ¿cómo va a ser minoritario Tolkien si ESdlA es uno de los 10 libros más leídos de la historia? ¿Cómo va a ser minoritario Star Wars si “El despertar de la fuerza” tiene el récord de película más taquillera de la historia? Pues sí, porque aunque estas cosas sean conocidas por todo el mundo, aunque saber qué es ESdlA sea popular, lo que no es popular es saberse todas sus genealogías, si eres capaz de recitarlas, no ganas puntos en tu vida social, los pierdes… Aunque sea popular ir al estreno del “Despertar de la fuerza”, acudir tres veces a verla en la misma semana no es popular en absoluto… y si encima puedes discutir que el planeta destruido no es Coruscant sino Hosnian prime… lo siento mucho, no eres una persona popular… no te van a elegir rey o reina del baile de fin de curso… ¡eres un friki! 

 

P: ¿Qué diferencia a los frikis maduros de los frikis más jóvenes?

 R: Los mayores de 40 no se ven tan identificados con la palabra friki (por norma general), ya que no la ven como suya… han sido frikis durante mucho tiempo sin que nadie les llamara así… las personas que hoy tienen entre 25 y 40 años han sido quienes han desarrollado esa palabra y la han hecho suya, mientras que los menores de 25 la han conocido antes siquiera de plantearse si ellos podrían ser o no frikis. Creo que eso marca una cierta diferencia. Por su parte, para los más mayores ha sido más difícil ser frikis, pensemos que hasta los años 80 en España no había mucho material friki… no había tantas películas, series libros…. en parte por la dictadura, en parte por la dificultad de traducción, en parte por una falta de tradición (salvo por las historietas, en España siempre ha habido cómic…). Las personas de 25 a 40 han vivido toda una explosión de cine juvenil, de clubes de rol, de tiendas especializadas… Y los más jóvenes encuentran el frikismo como una opción más en un abanico muy amplio de ocio y formas de identificarse.

 

P: ¿Qué futuro tienen los frikis en nuestra sociedad?

 R: Creo que es una tendencia que durará mucho… pero quizás no será tan popular como ahora. No creo que vayan a dejar de existir en el corto plazo ni que se vaya a diluir en la sociedad en general… yo les veo recorrido para rato.

 

P: ¿Crees que la asociación de una persona friki con alguien “distinto” es positiva o negativa para la sociedad?

 R: Creo que es negativo. Cuando decimos que alguien es “raro” o “distinto”, estamos marcando una barrera. No queremos ser como él. Y eso es muy nocivo, tanto para la persona que está al otro lado de esa barrera como para nosotros mismos, ya que nos estamos negando la posibilidad de crecer, de aprehender cosas que esa persona “diferente” hace y que podrían enriquecernos. Por ejemplo, muchos frikis critican que a la juventud “normal” les encantan programas banales en TV como “HyM y viceversa”... los frikis prefieren leer, ver películas o programar algo en sus ordenadores… Si decimos que un friki es “un raro” estamos diciendo que “leer es raro”, que hacer todas esas cosas “es raro”... y nos estamos negando la posibilidad de hacerlo.

 

P: ¿Por qué decidiste elaborar tu tesis sobre la cultura friki?

 R: Porque yo conocía a personas frikis y sabía perfectamente lo que eran, y a la vez veía cómo la gente no friki, desde fuera, tenía todo tipo de ideas preconcebidas y equivocadas, un gran desconocimiento… Quise dar a conocer esa realidad y mostrar una serie de valores que podían ser dignos y buenos y que pertenecen a ese colectivo. Además, había estado leyendo al sociólogo Howard Becker, que en su libro “Outsiders” hace algo similar con los músicos de baile… saca a la luz un colectivo muy denostado por la sociedad, pero que tenía su propia riqueza y vivencias, muy distintas al estereotipo.

 

P: ¿Te consideras friki de algo?

 R: Sí. Cada día más. Realicé mi Tesis siendo “más socióloga que friki” y manteniendo mi objetividad por encima de todo, pero al indagar más y conocer profundamente ese mundo, hay cosa que me han encantado y que no quiero abandonar. Soy muy aficionada a la literatura fantástica y de ciencia ficción, también a los juegos de mesa y los videojuegos. Últimamente amo el cine cada vez más…. Mi recomendación para mis alumnos y para todo el mundo en general es la siguiente: Lean ustedes a Asimov, a Phillip K Dick, a Ray Bradbury, a JK Rowling (de “Harry Potter”), y por supuesto a Tolkien… lean el relato “Arrepiéntete Arlequín” o jueguen a la deliciosa aventura gráfica “Broken Age”, vayan al cine a ver “Fury Road”, revisionen “Blade Runner”... O si quieren algo divertido tienen a Terry Pratchet, los Monty Phyton, “Regreso al futuro”, “Monkey Island”, “Cabin in the woods”, juegos como “Galaxy Truker”, “Bang”, “Agrícola”... El mundo friki es tremendamente rico, seguro que encontrarán algo que les entusiasme.

Publicado el 1/12/2016 en NOTICIAS

       

RSS 2.0 (NOTICIAS) RSS 2.0 (Frikitrip Blog)

3 comentarios

Luis

13 dic., 2016 23:32:16

La palabra friki puede ir más allá?

Es una opinión personal, pero para mi la palabra "friki" es llevar algo qye te gusta mucho a tu forma de vida cotidiana. Por ejemplo: si me gusta Star Wars, pues suelo comprar cosas de esta saga como revistas, camisetas póster,... Ect. Hablar con los amigos de ellos,. ... Ect. Más o menos como dice la entrevista. Pero...... No sería friki también aquella persona fanática por ejemplo al fútbol, que compra periódicos especializados, revistas, póster, camisetas.... Ect. Y la llevan con orgullo a todas partes y se reúnen en bares para hablar de esa afición? Al igual que las personas que le gusta lo militar y juegan al paintball o al airsorft ( por piwun ejemplo) y compran sus armas para jugar, su equipamiento y vistes siempre con una indumentaria militar. O las personas que les gusta el Heavy que suelen también compartir esa afición, vestir de una manera de terminada y reunirse para escuchar su música favorita? No se podría decir que entonces aye un aficionado al fútbol como mencione antes es un friki del fútbol?

Alejandro

14 dic., 2016 14:06:48

Frikis vs aficionados

Yo diferenciaría dos niveles. Por un lado el aficionado y por otro el friki. Como bien dice Luis, aquel que invierte su tiempo libre en aficiones como el fútbol o airsoft, o cualquier otra cosa, y establece amistades en torno a ello podría ser friki. Como se dice en la entrevista, te puede gustar Star Wars o Tolkien, pudiendo no ser un experto. El friki no sólo es experto, sino que dedica gran parte de su tiempo a ello (amistades, actividades, viajes etc)

C. VIEIRA

20 dic., 2016 11:22:49

Coincido con los comentarios anteriores. De hecho, si entendemos el frkismo como algo que copa gran parte de tu vida y que constantemente investigas y compartes, con aficionados o no, y que incluso puede hacer que te califiquen de «plasta», habría que incluir otras categorías, como los frikis de los niños (padres que viven por y para sus hijos y que también tienen miles de «gadgets», publicaciones, podcast, cursos... videojuegos aún no, pero al tiempo), frikis de la repostería, y demás. Excede al término «aficionado» por la cantidad de tiempo invertido y el modo en que forma su personalidad.

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios