<div><img src="https://mc.yandex.ru/watch/38720230" style="position:absolute; left:-9999px;" alt="" /></div>

“Las escalofriantes aventuras de Sabrina” embrujan a Netflix

           

Hoy Antonio Ortega nos cuenta todo sobre la nueva adaptación de la famosa serie

“Las escalofriantes aventuras de Sabrina” embrujan a Netflix

El pasado 26 de octubre llegó a Netflix el estreno de una serie que venía anunciando desde hacía un tiempo en la misma plataforma y en todas sus redes: “Las escalofriantes aventuras de Sabrina”.

Se presentaba como una nueva versión algo más “oscura” que la serie de comedia emitida en los 90 en la que una joven bruja vivía con sus tías y contaba con un gato negro que hablaba.

Y es que en la apuesta de Netflix se encuentra más parecido con el cómic de Archie Comics. En ella Sabrina también vive con sus tías, sin embargo, su gato, Salem, ya no habla y los problemas que tiene que afrontar se vuelven más complicados que los propios de una adolescente.

 

¿Ser Bruja o Mortal?

Uno de los primeros dilemas con los que la protagonista tiene que lidiar, al estar a punto de llevar a cabo su conversión completa a la brujería es dejar para siempre su vida de mortal, su colegio y, sobre todo a Harvey, su novio.

Y es que ya en el primer capítulo se deja ver que la principal preocupación de la protagonista en el mundo mortal es su novio Harvey Kinkle, que no tiene ninguna idea de que su novia en realidad dedica el tiempo libre a la magia.

Sin embargo, la joven también cuenta con la presión de los Spellmann, su familia. Sus tías, Zelda y Hilda, y su primo, Ambrose, la intentarán convencer para que plasme su nombre en el libro de la Bestia y se convierta en una bruja completa el día de su 16 cumpleaños.

En definitiva, el dilema Mortal-Bruja es el principal eje que articula la serie y que marca los acontecimientos que a la joven le van sucediendo a lo largo de la temporada, provocados por aquellas criaturas que no quieren a Sabrina del lado de los mortales, aunque cuente con el apoyo de su protector: el gato Salem.

 Imagen relacionada

La Iglesia de la noche y el Señor Oscuro

 

La gran parte de la “oscuridad” de la serie viene dada por la parte “menos mortal” de Sabrina y de las criaturas con las que lidia la mitad bruja de la protagonista.

En primer lugar, el aquelarre al que pertenecen los Spellmann es la Iglesia de la Noche, una comunidad de hechiceros que se reúnen en una iglesia abandonada en el bosque por las noches y que cuenta con personajes singulares que querrán a Sabrina dentro del mundo brujo.

Uno de ellos es el Padre Blackwood, el sumo sacerdote de dicha comunidad, una especie de líder que en realidad cuenta con intereses algo más turbios de lo normal en la conversión de Sabrina en una criatura de la noche.

Dentro de este aquelarre también están las Hermanas Fatídicas, tres brujas que estudian en la Academia de Artes Oscuras a la que asistiría Sabrina si decidiese seguir el camino de la magia negra. Los intereses de estas radican en evitar que la joven entre en la academia ya que la consideran una “mestiza”, es decir mitad bruja mitad mortal.

La Señorita Wardwell también tiene mucho que contar en esta clasificación, ya que esta bruja que toma la apariencia de una profesora de Sabrina en su colegio mortal tendrá mucho interés en que se ponga del lado de la “noche” y usará muchas estrategias para lograr su cometido.

Sin embargo, el personaje por excelencia dentro de este apartado de las sombras es el llamado Señor Oscuro, criatura a la que las brujas le deben devoción y que domina todo el mundo de las brujas y de las criaturas nocturnas. Este tiene especial interés en que Sabrina deje su vida de humana y comience su formación como bruja, convirtiéndose en una de sus siervas.

 Imagen relacionada

Una temporada con misterios sin cerrar

 

La primera temporada de la serie cuenta con muchos puntos que necesitan una ampliación y tienen que resolverse en una próxima temporada.

Algunos de estos problemas tienen que ver con algunos personajes secundarios de la serie que cuentan con alguna “habilidad especial”, otros,  con los padres de Sabrina, fallecidos en un supuesto accidente cuando ella era niña.

Aunque habrá que esperar un tiempo para poder ver cómo se resuelven estas tramas, Netflix ha anunciado una segunda temporada que ya ha comenzado a rodarse y según se cuenta supondrá un giro respecto a la anterior.

En resumen, quizá en esta nueva serie Salem ya no hable ni se disfrace como lo hacía en “Sabrina, cosas de brujas” y que los problemas que tenga que afrontar Sabrina sean algo más que los que enfrentaba en dicha serie, pero ofrece diez capítulos en los que la magia y los demonios son los protagonistas en los cincuenta minutos de cada episodio.

 Imagen relacionada

 Un artículo de Antonio Ortega

Publicado el 6/11/2018 en SERIES

           

RSS 2.0 (SERIES) RSS 2.0 (Frikitrip Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios