<div><img src="https://mc.yandex.ru/watch/38720230" style="position:absolute; left:-9999px;" alt="" /></div>

Porexpan: “Me gusta hablar de las cosas en las que creo, pero también sé cuándo me tengo que callar”

       

Porexpan, la youtuber cuyo nombre real es Paloma Gil, ha venido a nuestra oficina y hemos charlado un rato con ella.

Porexpan: “Me gusta hablar de las cosas en las que creo, pero también sé cuándo me tengo que callar”

Pregunta (P): Hola Paloma, encantada de saludarte.

 

Respuesta (R) : Igualmente, encantada de estar aquí.

 

P: ¿Cómo surge la idea de hacerte influencer?

 

R: Fue un poco por casualidad. Hace unos 5 años que empecé con el canal de Youtube y fue por entretenimiento, porque quería editar vídeos y para hacerlo tenía que crearlos, y como en ese momento yo veía a Yellow Mellow y a J. Pelirrojo, les copié un poco el formato porque era lo que estaba haciendo todo el mundo y dije: “yo también voy a hacer esto”. Lo de ser influencer ha sido ya una cosa por casualidad.

 

P: ¿A qué edad empezaste a grabar vídeos?

 

R: Yo tenía unos 17 años. Estaba en 2º de Bachillerato y de exámenes y dije: “vamos a hacer algo para no estudiar”. Aunque hay que estudiar, ¿eh?

 

P: ¿Siempre te ha llamado la atención el tema de hacer vídeos?

 

R: Yo era la típica chica de instituto que grababa los viajes de la clase. Siempre llevaba la cámara y luego hacía los vídeos, y eso era por lo que yo quería aprender a editar más. Grababa un vídeo al año, que era el viaje que hacíamos, y yo quería más cosas para poder editar.

 

P: ¿De dónde nace el nombre de Porexpan?

 

R: Porque me equivoqué. De pequeña me leí el segundo libro de ‘Narnia’, y tiene una escena en la que los niños entran al armario y huelen a naftalina. A mí se me quedó ese momento grabado, y años después me tenía que poner un nombre en Twitter y dije: Naftalina. Pero me equivoqué y puse Porexpan, porque el porexpan y la naftalina son iguales. Y así se quedó.

 

P: ¿De qué temáticas te consideras friki?

 

R: Fan fan solo soy de Harry Potter, porque no me da tiempo a ser fan de otras cosas, pero también me gusta muchísimo hablar de series o de películas, y todo lo relacionado con eso.

 

P: Estudias Comunicación Audiovisual en Madrid pero no eres de Madrid…

 

R: No, soy de Murcia. Empecé allí la carrera, pero siempre supe que me quería ir de allí. La carrera en Murcia estaba muy enfocada a periodismo, y yo quería algo más de cine, y a los dos años decidí venir a Madrid.

 

P: ¿Cómo se te ocurren las ideas para hacer los vídeos?

 

R: Sobre todo de lo que me pide la gente. Según los temas de los que me piden que hable intento sacar ideas chulas e interesantes, cosas que la gente no sepa ya. A partir de lo que yo sé y de lo que leo en webs especializadas, lo mezclo y saco temas.

 

P: ¿Cómo contacta contigo la gente?

 

R: A través de redes sociales y en los comentarios de los vídeos. Siempre tengo las vías de comunicación abiertas, leo a la gente, les respondo y les tengo mucho en cuenta. A veces soy yo la que pregunto por Instagram Stories o por cualquier otra vía, y la gente me dice qué le gustaría ver.

 

P: ¿Cuánto tiempo dedicas tú más o menos a las redes sociales y al canal?

 

R: A las redes sociales, todo el rato. Es una locura pero si estoy tres horas sin mirar el móvil, luego tengo muchísimos mensajes. Si quiero llevarlo al día, tengo que dedicarle un rato. Es lo primero que hago al despertarme y lo último que hago al acostarme. Al canal depende. Hay vídeos a los que les puedo dedicar días, y otros que los hago en 4 horas.

 

P: ¿Qué te han aportado las redes sociales, tanto a nivel personal como profesional?

 

R: Es un poco difícil determinar qué es lo que me han enseñado las redes y qué se ha debido al hecho de ir creciendo, pero sobre todo me han aportado madurez, en el sentido de que tengo una responsabilidad porque hay muchas personas viendo qué estoy diciendo. Me gusta hablar de las cosas en las que creo, de mis principios e ideales, y también saber cuándo me tengo que callar. Las redes sociales es un mundo en el que hay de todo, y hay que saber cuándo callarse.

 

P: ¿Qué te han aportado tus seguidores y qué te han enseñado tus haters?

 

R: En conjunto, es algo que ya sabía desde hace mucho porque me lo dijo hace tiempo Juan Basaurus, que aunque tengas 100 opiniones positivas y 1 negativa, siempre va a quedarte la negativa en el corazón. No hay que hacer caso a quienes dicen cosas malas porque te hunden, tienes que estar psicológicamente preparado. No tengo casi opiniones negativas pero cuando tengo alguna intento pasar. A veces me duele pero hay que centrarse en lo bueno, en esas personas que te dicen día a día lo mucho que les gusta tu contenido. Te tienes que centrar en lo bueno. Gente mala o envidiosa siempre va a haber y siempre va a estar ahí, no hay que hacerles caso. Si crees que es una opinión que se puede cambiar, lo puedes intentar, pero si es odiar por odiar, hay que pasar.

 

P: ¿Cómo ha cambiado tu vida el canal de Youtube?

 

R: En todo. Antes vivía en Murcia y me mudé a Madrid primero porque quería estudiar Comunicación Audiovisual fuera, pero Madrid fue por Youtube, porque todos mis amigos de Youtube estaban aquí. Y en lo profesional, estoy intentando dedicarme a esto, que es complicado, pero quiero seguir por este camino.

 

P: Ya como Paloma Gil, ¿a qué dedicas tu tiempo además de a ser influencer?

 

R: Ahora casi no tengo tiempo de hacer otras cosas pero me gusta muchísimo ver y rever series para analizarlas. Pero no tengo mucho tiempo para hobbies como tal, veo series, películas, estoy con mis amigos… Soy una chica muy simple.

 

P: ¿Qué consejo darías a todo aquel que quiera hacerse un hueco en este mundo?

 

R: No es fácil, es como quien dice que quiere ser futbolista. Hay futbolistas millonarios y hay futbolistas que no lo son. Cuando dicen que quieren ser influencers creo que dicen que quieren ser de los que ganan mucho dinero, pero es algo muy difícil. Yo aconsejo que sean ellos mismos, que no se den por vencidos, que no se frustren, porque es algo que no depende solo de lo bueno que seas, sino de otros factores externos. Y que no intenten ser la nueva Dulceida o el nuevo Rubius, sino que hagan lo que a ellos les gustaría seguir.

 

P: ¿Has vivido directamente algún tipo de fenómeno fan?

 

R: Me ha pasado, aunque nada súper loco. Como mis seguidores suelen ser tímidos, se me quedan mirando desde la lejanía y se acercan para pedirme una foto. Y yo encantadísima. No he tenido ningún fan loco que se me haya acercado gritando o corriendo. Siempre se me acercan de manera respetuosa, y si son respetuosos, yo estoy encantada.

 

P: ¿Qué es para ti una persona friki y qué opinas de ellos?

 

R: Yo soy friki. Lo que pasa es que antes se utilizaba eso como un término peyorativo y ahora es algo que no es malo. Para mí ser friki es ser muy fan de algo, que ya no es raro. Creo que si alguien es tan aficionado como para dedicarle mucho tiempo, es muy loable. Si me gusta algo mucho, soy friki, ¿y qué?

Entrevista a Porexpan 

NOTICIAS RELACIONADAS

PRODUCTOS RELACIONADOS

 

Publicado el 3/4/2018 en ENTREVISTAS

       

RSS 2.0 (ENTREVISTAS) RSS 2.0 (Frikitrip Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

 


Síguenos en  Síguenos en Facebook   Síguenos en Instagram   Hazte Follower   Suscríbete