<div><img src="https://mc.yandex.ru/watch/38720230" style="position:absolute; left:-9999px;" alt="" /></div>

Viajar, el secreto de la felicidad

       

Nos pasamos la vida buscando el secreto de la felicidad. Pero este concepto es tan relativo que hay gente que lo encuentra en las cosas materiales, en casarse y tener hijos, o incluso en otra persona pero gracias a un estudio hoy sabemos que la verdadera clave está en viajar ¿Te imaginas si al mero placer de viajar le sumas tu pasión por esa serie o peli que tanto te gusta?

Viajar, el secreto de la felicidad

Desde los inicios de la Humanidad, el ser humano ha sentido la necesidad de viajar; de explorar que había más allá de su realidad inmediata; de expandir su mente y su percepción del mundo; de saber cómo eran y vivían otras personas, y por qué eran y vivían asi. 

Si bien hasta muy recientemente el motivo principal de desplazarse para muchos individuos era económico, con la mejora de la calidad de vida en muchas partes del planeta el aliciente es ahora emocional. La curiosidad por conocer lugares, sociedades, sitios históricos, etc. activa un mecanismo de comprensión que implica también autoconocimiento y visión del mundo en que vivimos y nuestra forma de habitarlo.  

El viaje se convierte así en una experiencia vital que nos enriquece y completa.  Este sentimiento comienza desde el momento en que decidimos que queremos viajar y a dónde, sea por el motivo que sea –un viejo sueño, un plan de pareja o de amigos, un reto personal o por el mero hecho de romper con la rutina, etc.-, evoluciona durante su realización y muchas veces no culmina nunca pues un buen viaje deja un recuerdo imborrable que hace que lo repitamos cada vez que lo recordamos,  con sus logros, hallazgos y momentos de felicidad. 

Para la persona con espíritu viajero esta es justo una de las actividades más felices que puede hacer en su vida. Un momento de satisfacción, paz interior e iluminación que no se cambia por nada y hace que deseemos repetir esta intensa emoción con nuevos destinos y retos. Viajar a dónde queremos ir, como queremos ir, con quién queremos ir, puede ser también, aparte de un acto de reafirmación, un acto de superación de circunstancias personales pues la distancia nos puede ayudar a verlas con mayor objetividad y la energía adquirida, a enfrentarnos a ellas con otro ánimo. La felicidad proporcionada por un buen viaje es una vivencia cuyo impacto se puede extender mucho más allá de su finalización y marcarnos un impronta en nuestro espíritu que haga que vivamos nuestra vida de otra formas más plenas y satisfactoria. 

No renuncies nunca a la posibilidad de viajar, de conocer, de disfrutar, de ser feliz. Nuestro compromiso en Frikitrip es que todos nuestros viajes sean para nuestros clientes un billete a la felicidad, pruébanos.

Publicado el 4/7/2019 en FRIKITRIP

       

RSS 2.0 (FRIKITRIP) RSS 2.0 (Frikitrip Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

 


Síguenos en  Síguenos en Facebook   Síguenos en Instagram   Hazte Follower   Suscríbete